loader image

Los trabajadores de farmacias se encolumnaron junto a dirigentes del gremio que los nuclea para asistir a la movilización convocada por la CGT, el 24 de enero.
Los líderes sindicales coincidieron en que la convocatoria y el acatamiento en Rosario «superaron todas las expectativas», y afirmaron que este paro «es el comienzo de un plan de lucha más amplio».
Por su parte, el Secretario General de la Asociación de Trabajadores de Farmacia de Rosario (ATFAR) Gustavo Rosi, sostuvo que “Esta movilización deja a las claras que los trabajadores no claudican en su lucha por el bienestar de las familias argentinas y será sostenida que se vuelva atrás con este DNU, con la Ley Ómnibus, las privatizaciones, la intención de vender el fondo de sustentabilidad y dejar a los jubilados sin posibilidad de un haber.”
Los organizadores aseguraron que «la convocatoria y el acatamiento superaron todas las expectativas» en esta medida de fuerza que comenzó temprano con la reducción de algunos servicios públicos y se sintió con fuerza en sectores como transporte, salud, bancos, áreas comerciales y gastronómicas.
Una masiva movilización se desarrolló este miércoles en Rosario en el marco del paro nacional convocado por la CGT contra el decreto de necesidad y urgencia (DNU) y el proyecto de Ley «Bases» promovidos por el Gobierno de Javier Milei.
La adhesión al paro nacional en Rosario comenzó temprano con la reducción de algunos servicios públicos como la recolección de residuos, que fue suspendida desde las primeras horas, según indicaron fuentes municipales.
Desde el aeropuerto internacional Islas Malvinas de Rosario informaron que por el paro fueron cancelados 14 vuelos -entre cabotaje e internacionales- que implicó reprogramar unos mil pasajes.
En cuanto a la Salud Pública, los centros de atención funcionaron hasta las 12 solo con urgencias, los hospitales brindaron atención normal por la mañana y desde las 12 permanecieron con guardias mínimas.
En lo que respecta al transporte público, los colectivos y taxis trabajarán hasta las 19 y luego adherirán a la medida de fuerza hasta las 0 hs.
Por su parte, los bancos y muchos locales de las áreas comerciales y gastronómicas céntricas cerraron sus puertas a las 12, junto con la administración pública, los Tribunales provinciales, el correo y las estaciones de servicio de la zona comprendida por las calles Pellegrini y Oroño hacia el río.
Desde el mediodía del 24 de enero, los trabajadores y trabajadoras de farmacias, junto a dirigentes de ATFAR y todas las organizaciones gremiales, políticas y sociales convocantes se concentraron en diferentes sectores de la ciudad para confluir pasadas las 13.30 en la explanada del Monumento Nacional a la Bandera, donde se leyó un documento elaborado en forma conjunta.
La movilización terminó en el Monumento a la Bandera con la lectura del documento consensuado entre todas las centrales obreras convocantes, en el que pidieron «que se respete la institucionalidad del país, que se le diga no al DNU y que se rechace la Ley Ómnibus», entre otros reclamos.