La Asociación de Trabajadores de Farmacia de Rosario (ATFAR) insiste con el reclamo ante el Ministerio de Salud de Santa Fe para que los trabajadores del rubro sean inmunizados contra el Covid-19.

Representantes del gremio exponen que «Hasta ahora nos están negando la vacunación contra el COVID-19 a los trabajadores de farmacia de nuestra jurisdicción, aún cuando hicimos la gestión en el mes de enero y estamos dentro del personal expuesto en contacto permanente con la gente, siendo trabajadores esenciales».

El reclamo es cuestión de salud para los compañeros afiliados a esta organización sindical nacida en 1927 y formando parte de la actividad farmacéutica en el último eslabón de la cadena:

En cuanto a las gestiones efectuadas, desde el gremio detallan que «A finales del mes de enero 2021, cuando ingresaron las vacunas contra el COVID al país, el sindicato presentó un expediente al Ministerio de Salud de la provincia de Santa Fe solicitando la vacunación para todos los compañeros trabajadores de farmacia.»

Agregaron que «Lamentablemente hasta el momento, 27 de abril, no hemos tenido una debida respuesta y, por el contrario, nos niegan la vacuna. Lo que sabemos es que se vacunó a gran parte de los farmacéuticos a través del colegio farmacéutico y el Ministerio. Y también que llegó a algunos trabajadores de farmacia en el interior de la provincia, pero en la ciudad de Rosario eso no llegó.»

Desde principios de año se está reclamando al Ministerio de Salud Santafesino que los trabajadores de Farmacia sean vacunados, «Nadie puede decir que no hicimos esta gestión a tiempo. Como indica el expediente, ingresó el 21 de enero 2021. Ahora estamos presentando un escrito a las autoridades porque lo que nos dicen por un lado es que estamos dentro de los farmacéuticos, y además que no estamos dentro del protocolo. Lo que les hacemos saber en el escrito es que, por lógica, dentro de una oficina de farmacia si vacuna al profesional farmacéutico, los demás trabajadores, desde un cadete hasta el empleado de mostrador, tienen que estar vacunados. De otra manera sería como si en un sanatorio vacunaran al médico, pero al camillero, enfermero o personal administrativo no los vacunaran. Es una aberración.»

Los dirigentes de ATFAR finalizaron diciendo que «Por eso estamos peleando. La vacunación para todos los trabajadores de farmacia, que a diario y desde el primer día de la pandemia están en la primera línea de atención, no es un reclamo gremial, sino un reclamo por su vida, por su salud»